.

Publicado Por Anyi on 4.1.11 in | No comments

Por:Ivelisse Santos-ListinDiario.Com.
 Cada principio de año, especialmente después de los excesos de las fiestas navideñas, casi todos hacemos propósitos de enmienda y nos planteamos perder peso de inmediato.

Un propósito que no debiera quedarse en proyecto porque según recientes estudios más del 30 por ciento de la gente tiene problemas de obesidad y más de la tercera parte presenta sobrepeso.

Pero tan importante como perder peso es desintoxicar al organismo al que, en estas fechas festivas, sometimos a más de un peligroso exceso, ya fuera de alcohol o comida.

Una buena alternativa, de acuerdo con Sarah Willians,  autora del libro “Zumos que curan”, es hacer una dieta a base de jugos naturales. El texto sostiene que los zumos frescos de frutas y vegetales son medicamentos baratos, ricos en vitaminas, que pueden sustituir a los medicamentos sintéticos evitando sus efectos secundarios.

A la vez que son capaces de potenciar la vitalidad natural del organismo, los jugos de frutas son verdaderos zumos de vida. Cargadas de energía las frutas, verduras y hortalizas, transforman los nutrientes de la tierra en alimentos ideales para el ser humano.

Steve Meyerowitz, en su libro “Ayuno con zumos y desintoxicación”, sostiene que hacer una dieta basada en jugos por unos días, ayuda a recuperar el bienestar del organismo, limpiándolo  por completo, más en estos días en los cuales se ha ingerido una gran cantidad de sustancias extrañas (toxinas), que al organismo se le hace difícil expulsar.

Los jugos tienen diversos efectos en el organismo: desintoxican, regeneran, fortalecen, depuran, ayudan a reconstruir las células y, sobre todo, proporcionan energía a nuestro cuerpo.

Según narra Meyerowitz en su libro, básicamente la fruta, en su conjunto, es un alimento purificador. Su alto contenido en agua limpia el trato digestivo, los riñones y purifica el flujo sanguíneo. Muchas frutas particularmente las cítricas son disolventes poderosos.

Por ejemplo, el limón es el más fuerte, seguido por la lima, el pomelo y la piña, esta última  promueve la segregación del ácido  clorhídrico y ayuda a digerir las proteínas. Todas tienen un efecto purgante sobre el hígado y la vesícula biliar.

Las manzanas también actúan como una  excelente escoba intestinal; contienen ácidos  que ayudan a desechar las impurezas e impiden la putrefacción de las proteínas. El zumo de sandía actúa como diurético, especialmente si se licúa con todo y corteza. Los jugos de ciruela pasa y  de níspero ayudan a restablecer el intestino grueso y favorecen la expulsión de la materia fecal.

De acuerdo con los autores de estos textos, el plan específico para desintoxicar el organismo consiste en tomar jugos de frutas y verduras, de tal manera que cada jugo en particular, actúe sobre una zona o sistema del cuerpo.

En todos los casos se debe beber medio  litro por día de estos jugos, solo durante 2 días. Es decir, a lo sumo un litro por semana (repartido en 2 días). Puede hacerse durante 2 a 4 semanas como máximo.

Los efectos iniciales serán talvez dolor ligero de cabeza, mal aliento, algún malestar, pero eso es síntoma de que estás logrando desintoxicar tu organismo y es algo pasajero que luego desaparecerá. Antes de iniciar con este plan debes consultar con el médico.

0 Riegate Aqui:

Publicar un comentario en la entrada

Cucutea El Sitio

Comparte Cualquier Articulo

Facebook Twitter