.

Publicado Por Anyi on 4.3.14 in | No comments

El kayakista Dave McGregor decidió grabar uno de sus viajes por la costa australiana con su iPhone 4: lo activó y los puso en un contenedor impermeable que fijó en el kayak. Sin embargo, una vez empezó la marcha, el teléfono inteligente demostró no estar fijado tan bien como creía y cayó al océano. 

Sorprendentemente, 82 días después McGregor logró recuperarlo. Según informa el portal cnet.com, las olas lo hicieron llegar a una playa donde lo encontró un surfista. El hombre cargó el teléfono,  descubrió que todavía funcionaba y llamó al padre del kayakista. Al inspeccionar los videos grabados por su 'tesoro' perdido, McGregor descubrió unas vistas excepcionales de su caída al fondo del océano y su entierro en la arena del mismo.

0 Riegate Aqui:

Publicar un comentario

Cucutea El Sitio

Comparte Cualquier Articulo

Facebook Twitter