.

Publicado Por Anyi on 28.4.14 in | No comments

Este verano se pondrá a la venta “Owlet”, el calcetín inteligente para bebés que controla el ritmo cardiaco del recién nacido, los niveles de oxígeno, temperatura corporal, calidad del sueño y analiza la mejor posición para dormir del pequeño con el objetivo de evitar la “muerte súbita del lactante”.

Así los padres podrán volver a experimentar la más absoluta tranquilidad, pues todos esos factores son controlados de manera cómoda y sencilla a través del smartphone.  Kurt Workman, responsable de “Owlet Baby Care”, se dio cuenta de la preocupación en la que viven los padres cuando sus primos gemelos nacieron prematuramente y era imposible controlar si los pequeños se encontraban bien de salud o, por el contrario, tenían algún problema.
Algo parecido le pasó a Jacob Colvin, jefe de operaciones de “Owlet Baby Monitors”. “Todo padre sabe lo que se siente al comprobar que tu hijo está respirando”, explica tras experimentar la paternidad y recuerda el estrés que vivió cuando uno de sus pequeños tenía problemas respiratorios.  Todas estas razones, y gracias a una campaña de crowdfunding, “Owlet” se ha convertido en una realidad. Se trata de un producto pionero en el mercado del que se enorgullecen todos los miembros de la compañía.

“Estamos muy emocionados de poder ofrecer tranquilidad a los padres a un precio económicamente accesible”, dice Kurt Workman, cuyo dispositivo tiene un precio de 180 euros y ya se puede reservar. Funciona con batería y está disponible en dos colores: rosa y azul.  Su funcionamiento es muy sencillo. El calcetín, hecho de silicona y resistente al agua, tan solo debe adaptarse al pie del bebé mientras que los padres tienen que haberse instalado en su iPhone, o cualquier otro dispositivo inteligente, la aplicación. Esta recibe los datos que envían los sensores de «Owlet», por lo que los progenitores controlan en todo momento el buen estado de salud del pequeño.

El calcetín inteligente muestra en rojo el ritmo cardiaco del bebé; en azul los niveles de oxígeno; en gris la calidad del sueño; en verde la temperatura del pequeño y en azul claro si el bebé cambia de posición. No hay que olvidar que los recién nacidos deben dormir boca arriba para evitar la «muerte súbita del lactante», por lo que si el niño cambiase de posición, saltaría la alarma de «Owlet». Igualmente, el dispositivo avisa si alguno de los datos recogidos no se encontrasen entre los parámetros adecuados.
El invento utiliza bluetooth 4.0 para transmitir de forma inalámbrica la información al teléfono. Quienes no lo tengan, pueden usar el dispositivo USB con el que además viene el “Owlet” para controlar el bienestar del bebé a través del ordenador. También se puede hacer a través de una conexión Wi-Fi desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

0 Riegate Aqui:

Publicar un comentario

Cucutea El Sitio

Comparte Cualquier Articulo

Facebook Twitter